El pasado domingo por la tarde, estuve con una amiga y sus hijos en el teatro Coliseum de Madrid, viendo el musical de Anastasia.

La verdad es que nos encantó a todos. La música era magnífica, tocada por la orquesta en directo. De hecho, estábamos justo encima de ella, por lo que te podrás hacer una Buena idea de lo increíble que era el sonido.

Esto junto al espléndido vestuario , en la que los vestidos de las mujeres eran de gasa fina con mucho colorido, y los de los hombres, también eran muy chulos. Además, la decoración era magistral, ya que al tener mucho color, le conferían al espectáculo una sensación de alegría, realzada por la impresionante rapidez con la que cambiaban el decorado del escenario . De hecho, yo me quedé hechizado por la fantástica música de Richard Marx y la formidable voz de Jana Gómez, interpretando el papel de Anastasia. Pero, lo que más me cautivó esa noche fue una escena en la que aparecía la estructura del tren que sin saber como, se iba desplazando a lo largo de todo el escenario, simulando perfectamente el viaje emprendido por Anastasia y sus acompaññantes desde vieja Leningrado (hoy San Petersburgo) hasta el París de los felices años veinte.

Cuando salimos emocionados por lo muchísimo que nos había gustado el musical, pensamos en la posibilidad de cenar juntos ya que las tripas estaban empezando a rugir.

Así, Ana sugirió el Tony Romas que está en el camino del parking de la plaza de los Mostenses, donde había dejado el coche, pero como me horrorizaba la idea, se me encendió la bombilla, al recordar un día de estas navidades cuando fui con mi Hermana y cuñado a ver el musical de Ghost, y al volver en un taxi fue cuando vimos un Da Nícola ¡Que recuerdos!

Da Nícola se fundó en 1978 con varios restaurantes en Madrid, siendo los primeros en fabricar la pasta fresca en los propios locales. Yo iba muchas veces al que estaba en la calle Orense 4, porque estaba al lado de la casa de mis abuelos, que ahora es donde vivo.Tuvieron un gran éxito, dando de comer a más de medio Madrid, hasta que la crisis se lo llevó por delante, o por lo menos, eso creía yo. Ahora podreis imaginar mi regocijo ¡al hacer este descubrimiento!. Además de comerse muy bien, se caracterizaban por el buen trato al cliente y por tener cartas en inglés, para celiacos y para invidentes, lo que les honra.

Y sin más rodeos, pasamos a lo bueno ¡el ñam ñam!

Menú Pasta y Pizza

 

De primero, para compartir, y no discutir, nos decidimos por unas berenjenas con parmesano y salsa al y oli que estaban de muerte, gracias a que la salsa era muy suave, lo que acompañaba a la perfección con el magnífico parmesano y las crujientes berenjenas, dotándole de un matiz original al plato. De segundo, cada uno a lo suyo, Ana una pizza con langostinos, champiñones y huevo… Catalina una cuatro quesos, Nicolás una ranchera con carne picada, chorizo y jamón y el menda una lasagna de berenjenas. Pensarás: ¿Qué original? Berenjenas de primero y berenjenas de segundo, pero, don’t worry ¡todo tiene su explicación! Era uno de mis platos favoritos de Da Nícola y para saber si un restaurante está a la misma altura que cuando lo conociste, lo mejor es pedir un plato difícil de hacer que conoces muy bien. Y, he de decir que era bocata di cardinale ¡madre mía! ¡Delicioso! Con mucho tomate y parmesano que ligaban a la perfección con las extraordinariamente sabrosas berenjenas, todo ello, bien bañado por una sensacional salsa pesto al estilo Da Nícola ¿Por qué dices esto? ¿El pesto no se hace con albahaca fresca y piñones? Sí, pero la de Da Nícola no. Ellos la elaboran o bien con rúcula y avellanas, o bien, con tomates secos y avellanas (pesto rojo) o bien, con eneldo y almendras (pesto de eneldo). ¡Manjar de dioses! En definitiva, del 1 al 10, ¡le doy un 100! ¡Jajajajaj!

Salsas de pesto
Averigua cómo lo hace nuestro "Chef" Juan Romero

Pero, lo que yo no me esperaba es que mis compis,  me dejasen una porción de cada una de sus pizzas, y como eso de tirar la comida ¡está prohibido! Piam pianito, ¡me las metí en el estomaguito! ¿Cual era la mejor de todas? Yo destacaría las tres por su genuine sabor, con una masa tan fina y crujiente que los sentidos se pusieron a bailar, pero, si me tuviera que quedar con alguna, sin ninguna duda, ¡lo haría por la de langostinos! Una pizza muy original en la que el suave toque que le da el champiñón, unido con la jugosidad que le aportaba el huevo y el inconfundible sabor del marisco hacía que la pizza fuse ¡un plato top!

A continuación, se acercó el camarero, que por cierto, era muy simpático y educado, con un trato al cliente muy agradable, para preguntarnos: ¿Quereis algo de postre? Eso es porque no nos conocía bien. La contestación de los niños y mía fue unánime: “Te puedes traer una carta por si se nos antoja algo? Yo, ya sabía que la respuesta era un sí rotundo, pero no quise decir nada por si acaso. ¡Y no estaba muy equivocado!

más bien, ¡Todo lo contrario!

Después de revisar la carta requetebién revisada, nos decidimos por dos tartas de chocolate, con base de bizcocho de chocolate, cubierta de mousse de chocolate y bañada de chocolate negro  fundido ¡Para los Buenos Paquitos Chocolateros! y un tiramisu ¿Cómo no?. Otro de mis platos clave para saber si un restaurante italiano estaba donde se merecía estar.

Las tartas eran sencillamente espectaculares, gracias a un bizcocho muy esponjoso y una riquísima mousse de chocolate, pero ¡ojo ahí!  El chocolate negro caliente que bañaba toda esta joya gastronómica, ¡era de cine!

¿¿Y que pasó con el tiramisú? ¡Bien  sencillo! ¡que el pícaro gordito, se lo comió enterito! ¡Jajajajaj! ¡Sensacional! Un fino y delicado bizcocho, bien empapado por un delicioso café, cubierto por una cremosísima capa de queso mascarpone y finalizado con el matiz ideal que le aporta a un fantástico tiramisú el chocolate negro por encima ¡Rico rico! ¡Que pillín!.

¡Lo siento! con esto y un bizcocho, ¡Hasta mañana a las ocho!

¡Fantástico descubrimiento! ¡Os lo recomiendo!


Dirección: Plaza Mostenses, 11, 28015 Madrid
teléfono: 91 542 25 74

Web: http://www.danicola.es/

Aparcamiento: plaza Mostenses

Terraza: sí

Admite tarjetas: sí

Horario: de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 24:00 todos los días del año.

Precio medio: de 15 – 25€/persona

 

A %d blogueros les gusta esto: