El pasado sábado 9 de febrero estuve comiendo con mis tías, prima, Hermana, cuñado y sobrino para celebrar mi cumpleaños en La Ancha, restaurante ubicado en la calle Príncipe de Vergara, hacienda chaflán con la plaza de Cataluña.
Es un restaurante de toda la vida en el que prima el gusto por lo bien hecho y una atención y trato al cliente soberbio.

Hacia 1930 Santiago Redruello Parrondo fundó la taberna “La Estrecha” en la calle Los Madrazo de Madrid. Años después, tras su ampliación, pasó a llamarse “La Ancha”, y casi al mismo tiempo abrió otro restaurante La Ancha en la calle Velázquez. El edificio que lo albergaba fue derribado y La Ancha se trasladó a su ubicación actual, en el número 204 de la calle Príncipe de Vergara.

El restaurante de la calle Los Madrazo también cambió de ubicación algunos años después, para llegar a su actual situación en la calle de Zorrilla, junto al Congreso de los Diputados. Don Santiago cedió el testigo de la gestión de los restaurantes a sus hijos, Antonio y Benigno, y éstos a su vez a la nueva generación, Santiago y Nino, ocupados en mantener la esencia de la Ancha adaptada a los nuevos tiempos, y también gestionando los nuevos restaurantes que se han ido incorporando al Grupo La Ancha, entre los que cabe citar: Las Tortillas de Gabino, Fismuler y la Gabinoteca.

Nada más llegar ya nos ganaron nuestros hambrientos estómagos con unas patatas fritas hechas por ellos como invitación de la casa. ¡Estupendo comienzo!

Mientras estábamos saboreando las formidables patatas, fuimos estudiando unas cartas que me dejaron agotado ¡menudo tamaño! ¡Y que pinta tenía todo!

Al final, de primeros, nosotros elegimos unas croquetas de jamón que ya están incluidas en mi ranking de las 30 mejores de la capital, una ensalada de tomate, muy rica ya que los tomates tenían un sabor con claros recuerdos a huerta, unas anchoas que estaban para chuparse los dedos, gracias a su profundo recuerdo a mar y una tortilla rellena de almejas a la marinera, recomendación de la casa, que estaba ¡para ponerse de rodillas ¡Sí señor!.
De segundos, mi Hermana y mi cuñado compartieron un steak tartar y un tartar de atún con soja, mi prima también se decant por el tartar de atún, yo por los dados de merluza con chipirones en su tinta, mi tía María Jesús por el mítico Armando y mi tía Carmenchu por los fabulosos chipirones con arroz.
El No me extraña que el famoso Armando tenga tantísima fama porque ¡es sensacional! ¿Como se puede conseguir un escalope tan delicioso? El secreto nos contaron que antes de hacerlo en paelleras porque si no, no cabe en una sartén, lo están pegando durante un cuarto de hora con una maza para ablandarlo y dejarlo liso como una plancha. Por eso no resulta raro que ¡sea digno para subir al cajón más alto del podium! ¡Que locura! ¿Y las patatas? ¡Como a mí me gustan! Gorditas y cortadas en cuadrados ¡Que ricas!
Pero ¡ojito con la merluza! ¡Sencillamente impresionante! Estaba tan jugosa que como te descuidases, se rompía mientras la pinchabas y mezclada con la tinta y un buen chipirón ¡era bocata di cardinale! ¡Mumm!
El tartar de atún con soja y salmorejo, para mi gusto, estaba un pelín seco, ya que si no se le añadía la salsa, costaba tragarlo un poquito, pero en cambio, el steak tartar ¡estaba de muerte! Todo ello gracias a que el toque de la mostaza y la pimienta camuflaba casi por completo el sabor de la carne, por lo que nos encantó. ¿Y los chipis con arroz? ¡Sencillamente espectaculares! Estaban muy blanditos, por lo que se podia apreciar a las mil maravillas su profundo sabor a mar ¡Espectaculares!.
De postre, elegimos un arroz con leche, un sorbete de limón al cava y dos tartas, una guinness y una mousse de chocolate. Ambas tartas estaban deliciosas, pero la Guinness se llevó el premio gracias a ese fabuloso y delicado bizcocho de chocolate bien empapado en cerveza recubierto por una generosa capa de queso ¡rico rico!
Sin embargo, la tarta mousse de chocolate tampoco se quedó corta gracias a su Buena base de galleta María ¡de las que soy un gran enamorado!y a una mousse de testura suave con profundo sabor a chocolate negro ¡del que estoy enamorado! Por eso en casa me llaman¡Paquito el Chocolatero!
Por último, terminamos esta magnífica celebración de cumpleaños con cafés e infusions.

Dirección: calle Príncipe de Vergara, 204, 28002, Madrid, España

Teléfono: 915638977

Web: https://laancha.com/la-ancha-principe-de-vergara/

Aparcacoches: sí

Terraza: sí

Tarjetas: todas

Tipo de cocina: Española/Mediterránea

Horario: De lunes a viernes de 13:30 a 15:30 y de 21:00 a 23:00 y sábados de 13:30 a 15:30

Precio medio: 40-50€  por persona

 

A %d blogueros les gusta esto: