El otro día fui con mi familia para celebrar el cumpleaños a La Penela de Velázquez, mítico restaurante gallego donde las grandes especialidades son las carnes y pescados a la brasa. Este restaurante está puerta con puerta con O Cafú, restaurante que está muy de moda, de hecho, comparten cocina.

Este establecimiento ocupa una preciosa esquina con grandes ventanales. Dispone de amplios salones con capacidades hasta 150 comensales, y dos comedores privados. Decoración clásica con ambientes diferenciados.

 

Necesita una buena reforma integral ya que tienen las paredes de color morado nazareno y el techo abovedado de color gris que parece que estás jugando a las tinieblas. Ya no te quiero ni contar si vas al cuarto de baño, porque justo ese día se había fundido la bombilla de las escaleras, por lo que te podrás imaginar que el que más ventaja tenía era yo que soy ciego.

La carta es bastante tradicional donde predominan los mariscos, pescados, carnes y entrantes tradcionales de Galicia.

Nosotros empezamos con una Empanada de Centolla que nos la sugirieron en ese mismo momento porque estaba recién hecha. La verdad es que estaba buenísima y el tamaño de la ración era fantástico.

Como vimos que la mayoría de la gente que estaba en el restaurante estaban tomándose una tortilla, no lo dudamos ni un instante y pedimos una Tortilla de Betanzos para tres personas . Si te soy sincero nos defraudó bastante porque íbamos con las expectativas muy altas ya que mucha gente nos había dicho que era una de las mejores tortillas de Madrid y o no fue el día perfecto o había alguna patata mala porque se quedó como un milhojas en el que la patata estaba dura y un poco quemada y el huevo a parte.

Pero, todo se vio compensado cuando llegó el maravilloso besugo. ¡Que delicia! Un sabor intenso a mar que unido a la suave testura de la carne lo hicieron un verdadero manjar.

También pedimos un pulpo a feira que estaba exquisito y muy blandito.

Mientras estábamos terminando el pulpo, llegaron los increíbles calamares en su tinta con arroz que tenían una pinta formidable. Ya no te quiero ni ccontar como estaban de ricos. ¡muumm! La tinta expesita como a mí me gusta que mezclada con el arroz y los calamares blanditos y supersabrosos, eran un plato muy especial a la vez que formidable.

Por último, pedimos una tarta de queso, un café y varias copas. La tarta estaba riquísima donde la mezcla del queso tetilla con el requesón junto con la mermelada de frambuesa le daban un sabor que era absolutamente genial.

Me gustó bastante, aunque antes de repetir prefiero probar otros sitios de los que me han hablado muy bien.

 

Dirección: calle Velázquez 87, 28001, Madrid, España

Teléfono: 915765222

Web: www.lapenela.com

Aparcamiento: sí, aparcacoches.

Terraza: no

Tarjetas: sí

Comida para llevar: sí

Horario: abren todos los días excepto domingos noche

Tipo de cocina: gallega

Precio medio: 35 – 50€/persona