El otro día estuve comiendo con un amigo que trabaja en Gran Vía en La Sacristía, un restaurante de cocina tradicional donde la especialidad es el bacalao en todas sus versiones (al pil pil, a la vizcaína, al ajo arriero, al horno, al cava, dorado, etc)

A nosotros nos gusta mucho porque se come fenomenal donde la materia prima es de una gran calidad, el servicio es tan bueno que te hace sentirse como en tu casa y con una decoración muy agradable donde predominan los tonos de rojos y grises.

Pues bien, nada más sentarnos nos trajeron un genial aperitivo invitación de la casa consistente en unas tostaditas con queso manchego curado y otras tostaditas con tomate rrallado con ajito y chistorra. ¡Ya con sólo ese detalle te cautivan!


Después, nos trajeron las cartas y tras una rápida ojeada, pedimos de picoteo unas croquetas de cecina, una ensalada de tomate con escamas de sal baldón y el plato del monaguillo (patatas panaderas con huevos rotos y jamón de Jabugo). De segundo mi compañero se decidió por el atún a la plancha con tomate que era el plato del día y yo elefí el bacalao al ajo arriero, que me encanta.

Para beber pedimos una botella de agua y una Coca Cola 0.

Tras un rato de charla porque hacía un mes que no le veía, llegaron los primeros. Lo primero que trajeron fue el plato del monaguillo. Los huevos estaban ricos, pero el jamón superior ¡que platazo!. Luego llegó la ensalada estaba también muy rica, pero las croquetas ¡madre mía! ¡deliciosas! Eran grandes y redondas, pero la pasta ¡estaba exquisita!. ¡y todavía nos quedaban los platos fuertes y ya estábamos sorprendidos de lo delicioso que estaba todo.


Inmediatamente llegaron los segundos, el bacalao era sencillamente fantástico porque tenía un estupendo sabor a pimiento choricero, lo que unido al toque del ajito y de un buen aceite lo hacían muy especial. Si le tengo que poner una nota, ¡se lleva el 100 sobre 10! y eso que la presentación no era nada llamativa. ¡Así me gusta a mí! El atún debía de estar también magnífico porque Felipe no dijo  ni mu. ¡La mejor señal que algo está muy rico!


Y para completar este excelente festín, nos decantamos por un té verde y unas querelles de cuajada con miel licuada y trocitos de naranja caramelizada con una presentación ¡formidable! y un sabor y testura ¡grandiosa!

En definitiva, una excelente comida con un trato, cariño y plena dedicación hacia el cliente. ¡Muy recomendable!

 

 

Plaza de Vázquez Mella 1, 28004, Madrid, España

Teléfono: 91 522 09 45

Web: http://www.la-sacristia.es/

Email: info@la-sacristia.es

 Aparcamiento: plaza de Vázquez Mella S/N

Terraza: no

Tarjetas: sí

Comida para llevar: no

Horario: abren todos los días de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:00, excepto domingos noche.

Precio medio: 35-50€/persona