Por fin, ya están aquí los calores, los sudores, el moreno, y el adorable terraceo madrileño. A estas alturas del partido, hay que elegir entre la operación bikini o pasar de ella. Yo paso porque me puede el calor y sobre todo, porque los helados deben de tener un lugar merecido en restaurantesdeprimera, y seguro que cuando leas este post, te unirás a restaurantesdeprimera.Escribir sobre helados implica, inevitablemente, hablar de Italia y de Francesco Procopio dei Coltelli, el «padre» de este gélido alimento al que dio fama en tiempos de Luis XIV el «rey Sol». La historia de Madrid, en lo que a sus heladerías se refiere, no escapa al tópico. Las primeras de la capital llegaron también de la mano de inmigrantes italianos, a mediados del siglo pasado. Como hizo el famoso cocinero siciliano en París, familias como los Marchi de Bagni di Luca o los Ripella importaron este manjar a Madrid y, con él, una dulce tentación con la que «derretirse» de placer.

Créeme que me las conozco todas porque como fan de los buenos helados en cuanto que abren una nueva, ¡allá que voy! ¿a probarlos!Los Alpes
La heladería Los Alpes es la más antigua de Madrid– MAYA BALANYÀ

La primera fundó en 1950 Los Alpes (Arcipreste de Hita, 6), la heladería más antigua de la capital. «Ni polvos, ni esencias. El mejor producto fresco, tiempo y mucho cariño». Estos son los ingredientes imprescindibles para hacer el mejor helado. Quien da la pista, Guillermo Castellot padre, es la memoria viva de este negocio que ahora regenta su hijo. Enamorado de su profesión, ha visto evolucionar a este aliado gastronómico contra el calor desde hace 67 años. Su obrador produce miles de litros durante estos días. En su carta existen 48 sabores –lo que la convierte en una de las mejores surtidas de la capital–. En ellos no se escatima en la calidad. «El chocolate, por ejemplo, es Valrhona, el mismo que se utiliza para alta pastelería», explica. Sus helados de fruta –entre ellos destaca el de mango o el de melón– son de los más solicitados por su fiel clientela. Además de horchata, aún sigue vendiendo agua de cebada granizada, típica de los antiguos cafés de Madrid.

Heladería Siena

Una clienta muestra un cucurucho de la heladería Sienna– MAYA BALANYÀ

Karina Ripella lleva las riendas, junto con su marido Alberto Romero, de otro de los establecimientos más selectos de la capital: Sienna (Narváez, 62). Heredó de su padre la pasión por elaborar y vender uno de los mejores helados del barrio de Retiro. Sus vitrinas exhiben también 48 variedades distintas, con sabores únicos como el de yogur con amarenas –un tipo de cereza salvaje del sur de Italia–. Otra de sus creaciones más famosas es el sabayón –una receta italoargentina con yemas, azúcar y vino Marsala–. «Los gustos han cambiado mucho. Ahora trabajamos con productos menos grasos, con base de agua para cuidar la línea, pero sin renunciar a la esencia de un buen helado que es disfrutar comiéndolo», explica. «No es más feliz el que más tiene, sino el que más helados come», se puede leer tras su mostrador.

C/ Narváez 62

Mistura

Os he  hablado de ellos en varias ocasiones y cualquier madrileño de pro saben lo buenos que son en su trabajo.

Heladería en pleno Chueca con una manera muy curiosa de ponerte el helado. Primero eliges los sabores y luego ellos lo mezclan con espátulas sobre una plancha de piedra que está a -20ºC. Esta es la razón por la cual sus helados son más cremosos que el resto. Desde entonces han abierto otros tres locales en Madrid.

Si eres capaz de decidirte por uno sólo, te felicito con un gran aplauso porque yo soy incapaz. Te recomiendo  el helado de pistacho, el helado de pipas de calabaza y el sorbete de sandía o el sorbete de limón. Vais a repetir seguro. pero si además tienes una pizca de hambre y el estómago te ruje, también puedes dar buena cuenta de sus gofres y crepes.

C/ Gran Vía, 15 | C/ Ciudad Rodrigo, 6 | C/ Augusto Figueroa, 5 | C/Goya, 50.

mejores heladerias de Madrid mistura

Creamies

La mejor manera de definirlo es “sandwichería de helados”. Diminuto local al lado de Tribunal donde te toca elegir 3 elementos: el sándwich, el helado y los toppings. Tienen 6 combinaciones ya pensadas, como el “triki moster” o “la movida madrileña”, pero las opciones son infinitas. Eso sí, están pensados para hacer un paréntesis en tu dieta porque de ligeritos tienen poco. Aunque un día es un día, ¿no? Y ese día puedes pedir un donuts relleno de helado y pepitas de chocolate. Por ej

pero Creamies es el primer local en Madrid que se ha atrevido a especializarse solo en eso: en cookies artesanas y en berlinas –como se llama oficialmente al bollo tipo donut sin agujero–, a elegir entre la clásica de azúcar y otra de galleta Oreo, que aquí abren por la mitad y rellenan también de helado. El helado es de leche, lo que le da ese toque cremoso y la consistencia necesaria para aguantar bien el tipo; lo elabora un obrador madrileño y, aunque por el momento tienen pocos sabores –porque el espacio no da para mucho más–, son suficientes para hacer combinaciones de pura gula, como helado de Ferrero y brownie con cookies clásicas de chocolate, o una berlina de azúcar con helado de Movida Madrileña (de sabor chicle). También hay vainilla con cookies, yogurt con frutos rojos o un llamativo helado azul inspirado en Triki el monstruo de las galletas.

C/ Corredera Alta de San Pablo 30

Bico de Xeado

El concepto Bico de Xeado nació en Pontevedra, en Galicia llevan tiempo petándolo, y ahora también podemos gozar de una de las mejores heladerías de Madrid. Helados artesanos, sin gluten, hechos con ingredientes naturales y con cremosa leche de vaca (de su propia granja, O Cancelo). Mención de honor para el helado de Dulce de Leche, el de Tarta de Queso, el de Coco, y el de Pistacho… una textura y un sabor realmente brutales.

C/ Luchana, 3.

mejores heladerias de Madrid Bico de Xeado

Amorino

Dos amigos de la infancia, Cristiano Sereni y Paolo Benessi pusieron en marcha esta heladería en 2002. Un sueño de infancia que se traduce en sabores tradicionales pero con un toque exótico; limón de Sorrento, coco de Sri Lanka, mango de la India, plátano de Brasil… Nuestra recomendación si quieres probar algo nuevo: el helado speculoos, una mezcla de galleta de origen belga con caña de azúcar caramelizada, nuez moscada y canela… y todo esto en forma de flor.

C/ Mayor, 40 | Las Rozas Village | Corte Ingles Callao (Gourmet Experience).

 

Helados La Pecera 

Están causando sensación en Malasaña. De hecho, hay muy pocos sitios en los que la gente haga cola a las dos y media de la tarde con el calor que hace en verano en Madrid. Han unido dos de los dulces japoneses que más me gustan, los taiyakis (un pastel en forma de pez) y los helados cremosos. Sé que vas a probar estos deliciosos peces, así que te cuento mi favorito: el taiyaki de chocolate con helado de té matcha cremoso. Bueno, el mío y el de muchos asiáticos que peregrinan hasta aquí

Y es que con los toppings, entre los que encontramos propuestas muy made in USA, llega la diversión: palitos salados, cereales con chocolate, palmeritas molidas con canela (su sabor es similar a un cinamon roll), palomitas caramelizadas, brownie, cookies o incluso una nube de algodón de azúcar, el topping preferido del Pez Unicornio, uno de los taiyakis favoritos y más instagrameables de La Pecera hasta la fecha.

C/ Velarde 2

Freddo Freddo

Ya eran gourmet casi antes de que se añadiera esta palabra a nuestro vocabulario. Siguen con la misma decoración desde que abrieron en la década de los 70. Vintage de verdad de la buena. Está cerca del Estadio Santiago Bernabéu, así que todos los “merengues” tienen una parada obligada en verano. En su terraza casi siempre da la sombra y tienen mo-go-llón de sabores. Incluso tienen helado de té verde sin azucarar, de pistacho, incluso, de violetas ¡mi favorito!

C/ Padre Damián 15

Rocambolesc

En dos palabras: Jordi Roca. Su nombre ya nos devuelve la alegría de vivir, nos hace volver a creer en la Humanidad… Rocambolesc se inició con la idea de un heladería ambulante con un carrito vintage que ahora, en sus tiendas, sigue manteniendo. Disfrutad del sabor pero también de la presentación de estos helados: sorbete de coco con violetas, helado de chocolate con peta-zeta y galleta, helado de dulce de leche y confitura de guayaba, el panet, un brioche con helado en su interior… pero nuestra (mi) debilidad es sin duda la serie de helados diseñados como un homenaje: el oso y el madroño con ciruela, un Dark Vader de arándanos, el dedo de Colón, la mano e incluso un helado dedicado a la icónica nariz de los hermanos Roca. Disfruta de las fabulosas vistas de muchos tejados del barrio de Salamanca y Castellana. ¡Fliparás en colores!

Tienes que ir y lo sabes. Apunta la dirección:

C/ Serrano 52 (Gourmet Experience El Corte Inglés).

mejores heladerias de Madrid rocambolesc

La Romana

Síndrome romana: dícese del efecto de placer extremo que produce ver, oler y saborear alguno de los helados artesanales fabricados en esta heladería.No exageramos cuando incluimos al equipo de La Romana entre las mejores heladerías de Madrid. ¿lo mejor? Pruebes el sabor que pruebes, te gustará, volverás y repetirás.

Paseo de la Habana, 27 | C/ San Bernardo, 96.

mejores heladerias de Madrid La Romana

Lolo Polos

Nooo, azúcar nooo… Entrar en Lolo Polos es hacer un viaje en el tiempo: infancia, diversión, relax… y sobre todo, sabor. Sobres naturales, artesanos, polos divertidos, para los altos, para los que quieren mezclar sabores o para los que prefieren sólo uno, para los que se pirran por la fruta (kiwi, naranja, fresa, cereza…) y para los que hacen dieta (aunque solo sea de vez en cuando) Lolo Polos es el lugar: fruta fresca, ligera y refrescantes. Pon un Lolo en tu verano.

C/ Espíritu Santo, 16 | C/ León, 30.

mejores heladerias de Madrid lolo polos

Helados Gamela

Alessandro de Vida de Madrid lo tiene claro. Y a Morena de LaMadridMorena le pasa lo mismo. Helados Gamela es una de las mejores heladerías del centro de Madrid. Después de 30 años en Baiona han aterrizado en Madrid con sus famosos Popitos de crema y Popifrutas. Helados de palo artesanales, de esos en los que se ven los trocitos de frutas y frutos secos.  Eso sin menospreciar las tarrinas de helado de toda la vida o los yogures helad

C/ Pérez Galdós 5

Alboraya

No exageramos cuando decimos que estos valenciano saben, (por no decir que son expertos) hacer un helado artesanal. Tampoco podemos obviar la impresionante horchata con fartons que producen… y si no puedes decidirte, he aquí la solución; helado de horchata. Para los más chocolateros, probad el helado de brownie o el helado de chocolate blanco. Su otra especialidad es el helado de leche merengada y si queréis seguir probando (ya os digo que querréis repetir), no os vayáis sin pedir un granizado. ¡Viva Valencia!.

C/ Alcalá, 125.

mejores heladerias de Madrid Alboraya

Daroma

Desde Roma con amor podría ser el título de mi relación con esta heladería 100% italiana. También es verdad que sus postres, tartas y crepes me pirrian mucho (pero que mucho mucho) pero sus helados…. mamma mia. Los ojos me hacen chiribitas . Haced el favor de probar el helado de fresa, el de limón, el de pera. Y para los que os tenéis que cuidar más, elaboran helados para diabéticos con stevia.

C/ Santa Engracia, 155.

 

Sani Sapori

Hablar de helados es hablar del made in Italy y por suerte, ha llegado a Lavapiés. Desde 2006 esta pequeña heladería se ha hecho un hueco en las rutas gastronómicas de Madrid. Elaboran sus helados totalmente artesanales con productos de Madrid, también para celiacos, veganos y vegetarianos.

C/ Lavapiés, 31.

mejores heladerias de Madrid sani sapori

Acaramhelados

Helados 100% naturales, elaborados en Algete, con las mejores materias primas, y productos de temporada, para una buena selección de sabores y texturas. Desde los más cremosos, hasta los más frescos, los Acaramhelados lo tienen todo, son sanos (sin colorantes, sin aromas, y sin grasas vegetales saturadas). Los de Chocolate, Menta con chocolate, y Sorbete de frutos del bosque son adictivos a muerte. Ojo, de momento solo venden al por mayor en su obrador.

C/ Pelaya, 21-C Nave 7 –  Algete.

 

Como estoy convencido que tienes fichadas más de una (y de dos que) para ti son las mejores heladerías de Madrid… no seas egoísta y te la guardes para ti solo ¡compártela conmigo! y ¡con otras muchas personas!.