¿Dónde paramos a comer? ¿Conocéis algún sitio por aquí cerca? Estas preguntas nos las hacemos en un sinfín de ocasiones cuando viajamos. Ya que es difícil encontrar restaurantes de calidad en nuestras carreteras, donde abundan bares y establecimientos de dudosa calidad, hoy os dejamos este post con una selección de restaurantes de nivel para disfrutar de la buena cocina en cualquier lugar.

Carretera A1

La llaman la ruta de la buena mesa, entre otras cosas, porque la A-1 es muy agradecida en lo que al paladar se refiere: en los casi 250 kilómetros que separan Madrid de Burgos no hace falta dar muchas vueltas para comer como un rey. La mala noticia es que seguir el camino se puede hacer algo cuesta arriba después de un buen lechazo, unas estupendas carnes a la brasa o incluso varios pinchos -de los que podrían ganar un concurso-. ¿La buena? Que el disfrute de una buena parada no nos la quita nadie. Aquí os dejo de esos restaurantes en los que merece mucho la pena parar si salís de Madrid en dirección Burgos o viceversa. ¡Buen (y sabroso) viaje!

Landa

Km 235. 09001, Burgos

Todo un clásico que destaca en el camino en la autovía Madrid-Irún. Indispensable su sopa de ajo y huevo trufado y su cordero de lechal asado. Abierto desde hace casi 60 años, es todo un referente y una muestra de que existen restaurantes de calidad en la carretera.

Área de Boceguillas

Km 115, 40560 Boceguillas (Segovia)

Otro gran clásico de este tipo de restaurantes. Propone una carta regional con destacados platos como el lechazo asado y las verduras.

Una de esas más que gratas sorpresas que invitan a repetir porque su dueña Conchi se lo trabaja para que la clientela siga contenta: mantiene todo impecable, con detalles de restaurante de cinco tenedores, ofreciendo muy buena cocina y materia prima de calidad. En la carta se pueden encontrar los platos típicos de la zona, cocinados también con productos de la comarca: las verduras son de su huerto, los huevos los recogen en pueblos que están a menos de diez kilómetros a la redonda, también allí compran el lechazo y demás carnes que ofrecen en su menú. Y para rematar, increíbles vistas a Somosierra. Cuando a sus clientes les preguntan qué más querrían, casi todos responden lo mismo: que dure muchos años.

El Lagar de Milagros

Avenida Castilla, 53. 09460, Milagros (Burgos) Salida 146

Tradicional lechazo asado en horno de leña, con entrantes como la morcilla, los torreznos o su selección de escabechados.

Las Campanas de Miliario

Hay quien lleva años parando en este establecimiento para comerse uno de sus famosos bocadillos de chorizo guisado (cuenta la legión de fans que hay que tener cuidado porque crean adicción). Pero Las Campanas es conocido sobre todo por el plato estrella de la zona, el cordero asado -además de por las chuletillas de cordero y el cochinillo-. Cocina castellana sin muchos aditivos y muy bien preparada. Además, no te llevarás ningún susto al pedir la cuenta. (Autovía Madrid-Irún, kilómetro 134, Honrubia de la Cuesta. Teléfono: 921 534 365).

El Lagar de Isilla

Aunque la A-1 no pasa por Aranda de Duero, merece la pena perder cinco minutos tomando la salida 152 para desviarse a la antigua Nacional 1 y pegarse un homenaje en esta localidad plagada de estupendos restaurantes. Uno de los que siempre es un acierto es El Lagar de Isilla, con una barra de pinchos que no tiene nada que envidiar a las de los mejores bares de San Sebastián. Y además, sin escatimar en dimensiones. Pero para los que quieran comer de mesa y mantel, la oferta tampoco se queda corta: lechazo del bueno, carta bien surtida de otros platos castellanos que elaboran con mimo y unos postres -de los de repetir- entre los que la tarta de queso es la reina. Una recomendación para el copiloto: no hay que perderse la bodega. Además de que elaboran su propio vino, aquí se puede encontrar la mayoría de referencias de la Ribera del Duero. (C/ Isilla 18, Aranda de Duero. Teléfono: 947510683).

Mesón Nuevo Coto

Otra posibilidad para quien haga el alto en el camino en Aranda es este mesón, en el que quizá hay que rascarse un poco más el bolsillo, pero merece la pena. Especializado en la cocina castellana, se ha hecho con una buena clientela, y sobre todo muy fiel, gracias a su maravilloso trabajo entre fogones. (Plaza de la Constitución 4, Aranda de Duero. Teléfono: 947 50 79 93).

La Parrilla de Fontioso

Ha estado cerrado más de un año, esperando que acabaran unas obras que impedían el acceso directo a este restaurante con muy buena fama entre los de paladar exigente. Por eso es una muy buena noticia que vuelva a abrir sus puertas coincidiendo con la apertura del parking para camiones que está al lado. ¿Y qué hay que pedir aquí? Por supuesto que lo que uno quiera, pero las carnes a la brasa son de las de 10. (A-1 en dirección Madrid, kilómetro188, Fontioso. Teléfono: 947 172 990).

Casa Antón

Hay quien se apostaría todo lo que tiene a que este restaurante sirve el mejor lechazo de Castilla y León. Y si no es así, al menos experiencia en prepararlo tiene: el único plato que se sirve -aparte de la ensalada– es el cordero lechal. Lo cocinan en horno de leña y lo sacan en el punto justo, sin florituras ni adornos que puedan despistar de su sabor. Por eso quienes quieren probar un lechazo de los sabrosos de verdad suelen pasar por aquí. Entre ellos, un montón de personajes famosos que han quedado retratados en las paredes del local. Un consejo: aunque la mayoría de los comensales no tengan ojos más que para el cordero, dejad sitio para el postre. El dulce de limón es de los de premio. (C/ Doctor Luis Cervera 5, Lerma. Teléfono: 947 17 03 62).

Fonda Caracoles

(C/ Doctor Luis Cervera 10, Lerma. Teléfono: 947 170 563). 

Tiene más de un siglo de tradición y en todos estos años ha sabido mantener una clientela fiel que asegura que en este restaurante cuidan mucho al comensal. Sobre todo a su estómago: guisos castellanos, platos de caza, sus famosos escabechados caseros, distintas variedades de setas de temporada y por supuesto, de nuevo el lechazo, son algunas de las opciones. Un clásico con el que acertar seguro.

(C/ Doctor Luis Cervera 10, Lerma. Teléfono: 947 170 563). 

Carretera A2

La A2 es la Autovía del Nordeste que va desde Madrid a La Junquera y conecta la capital con Zaragoza y Cataluña. En esta ruta nos encontramos con:

Restaurante Duque de Medinaceli

Av. Madrid, 29. 42240 Medinaceli (Soria)

Con 50 años de tradición, es un gran clásico por su trato familiar y el regusto castellano de platos como las migas o la perdiz escabechada. Sin embargo, no renuncian a innovar con platos como su carpaccio de manitas.

No está exactamente a pie de carretera, pero este restaurante de Medinaceli es perfecto para parar en tu viaje si pasas por la Autovía del Nordeste. El restaurante Duque de Medinaceli se encuentra en la localidad del mismo nombre, Medinaceli, un pueblo que si está prácticamente junto a la A2. Si dispones de tiempo, puedes aprovechar para dar un paseo por el pueblo (muy recomendado) y comer  platos caseros y de calidad en un entorno muy bonito

Restaurante El Salero

Ctra. Zaragoza, 7, 19190 Torija, Guadalajara

Este restaurante pertenece a la Casa Rural El Salero, ubicada en la localidad de Torija, a solo 70 kilómetros de Madrid. Es una parada perfecta para comer en un lugar con encanto a buen precio y con productos de calidad. Ya lo hizo en su día Camilo José Cela, tal y como anuncian en su web, e invitan a todo el mundo a descubrir la magia del entorno medieval del lugar con un buen plato de comida en la mesa.

Mesón Aragón

N-330 Km.15,6. 50430 María de Huerva (Zaragoza)

Su cocina está fundamentada y asentada en los 55 años de tradición que le respaldan. Platos tradicionales y tapas creativas actuales además de menús ajustados de precio y con gran calidad.

El Navarro

Km 285 50290 Épila (Zaragoza)

Buena cocina con unos canelones que destacan por su increíble sabor y buenos precios.  Un restaurante muy cercano a la carretera y un referente zaragozano de toda la vida.

Área 103

restaurantes de carretera

A-2, Km. 103, 19490 Almadrones, Guadalajara

El Área 103 puede que sea una de las áreas de descanso (con restaurante incluido, por supuesto) más famosas de las carreteras españolas. Se ubica justo en el kilómetro 103 de la Autovía del Nordeste.

Cuenta con una gran tradición y sus bocadillos y platos están preparado con materia prima de calidad. Allí encontrarás bar, restaurante, tienda, hotel, gasolinera, e incluso servicio de grúas y neumáticos. ¡No se puede pedir más!

Carretera A3

La Autovía del Este o de Valencia conecta Madrid con la capital del Turia, y aunque es junto con la A5 una de las de menor recorrido, puede que aún así quieras hacer una parada en uno de los siguientes sitios.

Restaurante Seto

Carretera de Madrid, 54. 16200, Motilla del Palancar (Cuenca)

Cocina de tradición manchega con toques contemporáneos y una buena bodega. Destacan los raviolis de perdiz, pechuga de faisán rellena de frutos secos y la paletilla de cordero.

Finca La Estacada

Carretera  Nacional 400 – Km 103.  16400 Tarancón (Cuenca)

Un complejo enoturístico con una carta exquisita en la que sobresalen platos como las vieiras con salsa holandesa o el revuelto de ortiguillas con ajetes tiernos junto con platos clásicos y un menú degustación. Muy cerca de la A3 (km. 85)

Venta San José

Autovía del Este, km. 124, Zafra de Záncara (Cuenca)

Muy cerca de Cuenca, casi a medio camino entre Madrid y Valencia, nos encontramos con el restaurante Venta San José. Un lugar en el que la cocina manchega es la protagonista, con platos como carnes a la brasa o morteruelo en sartén. Los embutidos también son grandes protagonistas del lugar.

Carretera A4 La Aguzadera
Autovía A4, Km 197. 13300 Valdepeñas (Ciudad Real)

Restaurante de carretera con una carta que va desde la cocina tradicional manchega a la cocina internacional teniendo en cuenta la estación del año, para ofrecer platos elaborados con productos frescos de temporada. Los meses de verano dispone de piscina con vistas panorámicas de la comarca de Valdepeñas, para que además de comer en ruta podamos refrescarnos con un bañito.

Restaurante del Hotel La Perdiz

Autovía De Andalucía – Km 268, 23200 La Carolina (Jaén)

La cocina de caza más típica de Jaén define a este restaurante. Paté de Perdiz, escalopitos de Venado, perdiz escabechada o pierna de cabrito al estilo de la casa, sin duda una parada muy recomendable al lado de la carretera.

Restaurante La Teja

Carretera Madrid-Cádiz – Km.243 13768 Despeñaperros. Venta de Cardenas (Ciudad Real)

Desde 1968, La Teja se ha ido convirtiendo en un punto de parada para muchos viajeros, un lugar donde descansar, reponer fuerzas ¡y comer bien! Típicos de este restaurante son los medallones de lomo de ciervo a la pimienta y al roquefort.

El Mesón de Despeñaperros
Avda. Andalucía, 91 – 23213 Santa Elena, (Jaén)

Un clásico entre los restaurantes de carretera pero que hoy en día se enfrenta a la dificultad del nuevo trazado de la autovía a su paso por Despeñaperros que, mediante la construcción de viaductos y túneles, ha conseguido eliminar la sinuosidad anterior. Sin embargo, si no vais con prisa, que es lo suyo porque las prisas al volante no son buenas, podéis hacer una parada para maravillaros con las vistas y degustar su gastronomía, propia de la dieta mediterránea, con especialidades típicas de la gastronomía autóctona jiennense.

Carretera A5

Tierra

Carretera de Oropesa a Puente del Arzobispo – Km. 9 45572 Torrico (Toledo)

Ubicado en el Hotel Valdepalacios, esta gran finca es un lugar muy especial en el que comenzar de la mejor manera posible unas vacaciones de verano. Galardonado con una Estrella Michelin, Tierra ofrece sabores intensos de mar y montaña, influencias japonesas y un producto criado en la propia finca. Disponible con ClubKviar.

Parador de Oropesa

Plaza Palacio, 1, 45560 Oropesa, (Toledo)

Ubicado en un bello edificio, que en sus tiempos fue casa solariega, formado por columnas, soportales y un encantador patio. Todo ello con vistas a la Sierra de Gredos y el Castillo de Oropesa. En su restaurante, gastronomía toleadana con platos tradicionales como cabrito, cordero, migas o perdiz estofada. Un lugar que invita a parar… ¡y quedarse!

Taberna Mingote

Carretera de Extremadura – 45600 Talavera de la Reina (Toledo)

Visita obligada si se pasa por Talavera de la Reina. Aquí las carnes son el plato estrella, recomendamos su solomillo al foie y chuletón. Reponer fuerzas para seguir el viaje es el objetivo de este restaurante tradicional y acogedor.

La Brasería de la Viña

Autovía A5, km. 245. 10200 Trujillo (Cáceres)

Restaurante de carretera muy bien ubicado, tanto para hacer una parada antes de continuar la marcha, ya que se encuentra pegado a la autovía, como para hacer una parada algo más extensa y aprovechar para conocer la localidad de Trujillo, a unos pocos kilómetros, la cual cuenta con un destacado conjunto monumental. Buena carta y variada. Gran lugar para comer en la A5.

La Majada

Ctra. E-90 / A-5, Km. 259, 10220 Trujillo, Badajoz

Menús diarios por 15€ en La Majada, ubicado en la Autovía del Suroeste (A5) a solo 5 kilómetros de Trujillo. Si dispones de tiempo, es el lugar perfecto para aprovechar y visitar la localidad. Pero si no, puedes parar igualmente a comer productos de calidad por un gran precio. Tienen verduras de cosecha propia, una tortilla de patata increíble hecha al momento  y postres caseros. Y, por supuesto, como buenos extremeños, tienen embutidos y quesos de primera

Harley-Davidson

Antigua Nacional V, km. 334. Mérida (Badajoz)

Un área de servicios temática centrada en el mundo de las motos, con gasolinera, concesionario Harley-Davidson, restaurante-cafetería, amplia terraza y zona infantil. Su restaurante de carretera es un singular espacio que pretende aunar los más de 100 años de historia de Harley-Davidson con la mejor gastronomía de la región. Cocina variada con especialidades típicas americanas. Si te gustan las motos este es tu sitio para parar a comer en ruta.

Carretera A6

En la Autovía del Noroeste o Autovía de La Coruña tampoco faltan sitios en los que calentar el cuerpo con menús del día a buen precio.

Restaurante – Hostal Botafumeiro

Carretera Madrid-Coruña, Km 203, 47120 Mota del Marqués, Valladolid

En el km. 203 de la A6 Madrid – Coruña, concretamente en la localidad de Mota del Marqués, nos encontramos con el Hostal Botafumeiro, cuyo restaurante parrillada ofrece buenos menús del día por unos 12 euros. Aproximadamente se encuentra a dos tercios del camino entre Coruña y Madrid, por lo que es la opción perfecta para reposar y comer buenos platos a un precio muy asequible

Cafestore Coirós

Autovía del Noroeste, 15316 Coirós, La Coruña

Muy cerca de La Coruña, y más próximo aún a la localidad de Betanzos, nos encontramos con el Cafestore Coirós en el área de servicio del mismo nombre. Se trata de uno de los restaurantes de carretera en los que podremos comer un menú más económico, ya que por unos 9 euros ofrecen menú del día con platos de la zona, y también raciones de tortilla que alimentan a toda la familia

Bodega El Capricho

Paraje de la Vega, s/n, 24767 Jiménez de Jamuz (León)

Restaurante que es todo un homenaje a la carne, ubicado en una bodega centenaria. En El Capricho el buey es el protagonista, con selectas carnes de la ganadería de José Gordon, con cortes de las distintas partes del buey. Destino imprescindible para carnívoros, tal y como reflejan Time y The Guardian.

Restaurante Volvoreta

Antigua N-VI. Calle Pinar 2, 40410 San Rafael (Segovia)

Restaurante de carretera familiar basado en la cocina castellana tradicional. Apuesta por el ingrediente fresco para ofrecer platos de temporada, tradicionales y de mercado. Cuenta con zona de barra mesón, con variadas tapas y raciones, zona de restaurante comedor, con vistas a la sierra, y terraza exterior, ideal para las comidas y cenas de verano. También disponen de variados menús muy bien resueltos.

Mesón La Mota

Carretera Madrid-A Coruña – Km.202  47120  Mota del Marqués (Valladolid) 

Cada plato de este restaurante tiene como objetivo que el comensal y viajero se lleve un grato recuerdo de la comida castellana en el paladar. Altamente recomendables son los huevos rotos con panaderas y morcilla de Burgos, los cogollos de Tudela con langostinos, y sus carnes y pescados.

El Ermitaño

Carretera N-630 – Km. 1,2, 49600 Benavente (Zamora)

Una de las mejores paradas culinarias de la A6. El Ermitaño es una casa señorial y centenaria que esconde en su interior un restaurante con una estrella Michelín. Su cocina conserva las raíces castellanas y las dota de identidad propia a través de la creatividad de sus platos.

Restaurante Villacol

Lugar Noceda, 42, 27675 Castelo, Lugo

Una de las características principales del Restaurante Villacol es que no cierra por las noches, es decir, permanece abierto las 24 horas del día. Esto es perfecto si viajas en horas nocturnas y te entra hambre o necesitas parar a descansar y tomar algo. Puedes acceder a él desde la salida de San Juan de Noceda de la A6, en el km. 438 de esta Autovía del Noroeste en dirección La Coruña