logotipo salterius

Salterius nació en 2.003 en la Calle del Cristo de Majadahonda como un restaurante pequeño y acogedor en el que el concepto de comer bien fué concebido como una de las mayores fuentes de placer, encabezada por una excelente cocina a partir de la cual el entorno grato y acogedor  y una atención impecable son los otros dos pilares en los que se asienta la satisfacción y el bienestar de sus comensales que son, al fin y al cabo, su razón de ser.

Tras diez años  de trayectoria se trasladaron a la Calle Goya,  con el mismo objetivo y manteniendo el estilo de cocina de temporada en la que la calidad de la materia prima juega un papel fundamental junto con la labor  de un equipo que a base de técnica, experiencia y amor por su profesión traslada a la mesa cada día el resultado de su buen hacer.

Amplio y luminoso, con grandes ventanales y una espaciosa terraza. En el interior está  la vinoteca: una prolongación de la barra que  constituye un punto de encuentro para copas, picoteo y partidos de fútbol. Desde el restaurante puede verse al parrillero, afanado en su oficio para llevar a la mesa carnes y pescados con el inconfundible aroma del carbón de encina. Todo ello, conservando intacta la primigenia esencia de Salterius.

El otro día estuve en este restaurante de la calle Goya con una tía mía porque está cerca del trabajo y como había oído hablar muy bien de él, tenía muchas ganas de probarlo, ¡y la verdad es que salimos encantados!

De entrantes elegimos una ensaladilla, unos huevos rotos con cigalas salteadas y aceite de crustáceos y unas rabas de calamar de potera.

La ensaladilla estaba riquísima porque la mayonesa estaba espesita y junto junto con el huevo duro, la patata blandita y la zanahoria y las aceitunas le daban un gusto muy especial.

Los huevos eran impresionantes: una explosión de sabor a mar fantástica y las cigalas estaban impresionantemente buenas.

Las rabas también eran formidables tanto por su delicado rebozado como por su fantástico sabor y una fritura magnífica.

De segundo pedimos una merluza que venía en lomos gorditos con guindilla, pimientos, zanahoria, cebolla y lechuga acompañados con calabacín. ¿Simplemente geniales! No se pueden definir de una forma más clara y sencilla.

De postre nos decidimos por una crema de vainilla con frambuesas y por cremoso de chocolate con helado de naranja, sopa efervescente de arroz blanco y manjar blanco ¡deliciosos!

Por último pedimos dos cafés cortados descafeinados que nos los trajeron acompañados de un barquillo y varios terrones de azúcar como antiguamente (blanca y morena).

El servicio es muy atento y profesional y junto con un ambiente muy cálido y agradable, hicieron que fuera una comida estupenda.

 

Dirección: calle Goya 1, local A, 28222, Majadahonda, Madrid,

Teléfono: 91 755 47 34

Web: www.restaurantesalterius.com

Email: reservas@restaurantesalterius.com

Aparcacoches: sí

Terraza: sí

Tarjetas: sí

Comida para llevar: no

Horario: no cierra

Tipo de cocina: temporada

Precio medio: 40 – 55€/persona