Ayer, para aprovechar la fiesta de la Almudena, fui con mi madre, hermana y cuñado a comer a la Taberna Aránzazu. Restaurante en el que predomina la comida asturiana, cántabra y vasca. Nada más entrar, nos sorprendió la gran reforma que han realizado recientemente con mucho detalle. 

¡Hasta la carta la han cambiado!Antes de todo, quiero destacar la gran relación calidad precio de todos sus platos maravillosos. Todo ello acompañado de una magnífica atención y una fantástica decoración hacen de este restaurante un sitio muy agradable para tomar pintxos, raciones o buenas carnes.
Como éramos cuatro personas, decidimos que lo mejor era pedir todo para picar y así podíamos probar más platos.

¡Dicho y hecho!, elegimos un revuelto de chistorra que tenía un sabor formidable, unas rabas que me recordaron a las de Santander de lo ricas que estaban, una proboleta con miel que estaba deliciosa, una ensalada del cantábrico que consistía en bonito, berros, pimiento verde y pimiento rojo que era fantástica y los ocho pintxos vascos (tres de salmón eneldo y aguacate, uno de queso de cabra, otro de piparras con gazpacho y tres bombas de marisco). Mi recomendación es que vayáis a primera hora para que podáis encontrar una mayor variedad de pinchos, ya que tienen algunos que son guay, como el de puding de cabracho o la minihamburguesa, pero se acaban muy pronto.

El pincho de queso de cabra era una locura de lo rico que estaba, pero el de salmón tampoco se quedó atrás ¡Que delicia!, las piparras en tempura con gazpacho un pincho muy original y rico. La idea de las bombas de marisco eran muy diferentes a lo que solemos encontrar en otros sitios. La pena fue que el aceite con el que se frieron ya estaba un poco pasado, pero ¡habrá que volver para comerlas en su punto!


De postre nos decidimos por unos cigarritos rellenos de tiramisú. La presentación era genial, ya que venían los ocho barquillos bañados con café por encima y rellenos por las puntas con tiramisú. ¡Grandioso!

Me quedé con las ganas de pedir algunas de sus carnes, porque en la mesa de al lado se estaban tomando entre pecho y espalda un cachopo, unas costillas y una hamburguesa que tenían una pinta sorprendentemente deliciosa ¡mumm!.

Otro detalle muy a tener en cuenta para las personas que trabajen por la zona, es su amplia carta de cervezas y cócteles entre las que destacan la Mahou 5 estrellas, Mahou Clásica, Cruzcampo Reserva, Alhambra 1925, Amstel Oro, Sol, Desperados, Affligem, Paulaner, Guinness, Judas, Voll Damm, y el poder disfrutar de ellas en su estupenda miniterraza con buen tiempo ¡es una maravilla!.

¡Ya sabéis! ¡A probarlo! y si os gusta tanto como a mí, ¡a repetir!

 

Calle Francisco Silvela, 96, 28002, Madrid, España

Teléfono: 91 563 49 30

Web: http://www.aranzazu.es

Email: reservas@aranzazu.info

Aparcamiento: calle Marcenado 14

Terraza: sí

Tarjetas: sí

Comida para llevar: no

Horario: abierto todos los días, excepto los domingos por la noche.

Precio medio: 15 – 25€/persona